Volcan Llaima

  • Escrito por: Camping Paraíso
  • 10-01-2019

Volcan Llaima

El volcán Llaima ocupa gran parte del Parque Nacional Conguillío y en su flanco occidental se ubican dos centros de esquí. Es uno de los volcanes históricamente más activos de Sudamérica y uno de los más voluminosos de los Andes del Sur. Su flanco occidental, suroccidental y oriental presentan más de 29 km2 de glaciares. El volcán presenta una forma cónica casi perfecta aunque consta de dos cimas y unos 40 conos de escoria adventicios. La cumbre norte exhibe un cráter abierto de 350 m de diámetro y más de 300 m de profundidad que en abril de 2009 fue obstruido con un cono de piroclastos cuya altura supera el borde de su cima más elevada. Este cráter presenta una fumarola activa desde 1994 con emisión de gases y vapor de agua. La cumbre sur presenta restos de un pequeño cono de escorias anidado en un cráter obstruido de unos 200 m. Los productos volcánicos generados por el volcán Llaima son principalmente basaltos y andesitas basálticas.

 

A una etapa de construcción ancestral sigue una fase fisural cuyo inicio está marcado por un voluminoso depósito de flujo piroclástico (24 km3) fechado en 13.200 años A.P. A este episodio sigue una sucesión alternante de depósitos piroclásticos de caída y de flujo que es previa a la construcción del edificio principal. Este último representa erupciones principalmente efusivas del edificio central y sus centros adventicios. El registro eruptivo histórico incluye 48 eventos documentados entre 1640 y 2009, durante los cuales se produjo la emisión de coladas de lava, formación de lahares, proyección de piroclastos y ocasionalmente la generación de flujos piroclásticos como en 1640, su mayor erupción histórica registrada. El último ciclo eruptivo se inició en mayo 2007 con una débil de emisión de ceniza seguida de una erupción estromboliana moderada con generación de lahares en enero de 2008, que culminó en abril de 2009 con una erupción estromboliana vigorosa.

 

Los principales peligros asociados a un futuro evento eruptivo son caída de piroclastos (probablemente en sectores orientales y surorientales del volcán), flujos de lava (en cualquier dirección alcanzando hasta 30 km de longitud) y lahares por fusión de la cubierta glaciar y nival, alcanzando distancias mucho mayores que las lavas. Los principales cauces que han sido utilizados por lahares son los ríos Captrén, Lanlán, Calbuco y Trufultruful. La ocurrencia de flujos piroclásticos es de baja probabilidad aunque el registro geológico confirma su ocurrencia. La localidad más amenazada corresponde a Melipeuco.

 

Info: http://www.sernageomin.cl

Comentar

Tu correo es requerido pero no será publicado *

Translate »